Maternidad, Parto

Lo que no te cuentan de la maternidad

Me atrevo a decir que la maternidad es el regalo más maravilloso que la vida te puede dar, sin embargo en ocasiones, se idealiza tanto que creemos que es perfecta, por eso hoy quería escribir este post sobre lo que no te cuentan de la maternidad antes de ser madre.

El postparto: lo que no te cuentan de la maternidad

Hace unos días un par de compañeras de trabajo han tenido a sus bebés y pensando en ellas me acordaba de lo duras que son las primeras semanas después del parto.

Y lo malo no es que sean semanas duras, lo malo es que nadie te cuenta nada de cómo va a ser, de lo que te va a pasar, de cómo te vas a sentir…

Parece que, como ya tienes a tu hijo, ya tienes que ser la madre más feliz del mundo, y es así, por un lado, así es, y seguramente a cualquier madre le preguntas si volvería a pasar por eso por tener a su hijo, y te dirá que sí, pero eso no quita el que no sea duro.

Ser madre es el mayor regalo
Lo que no te cuentan de la maternidad

Lo primero es que cuando das a luz , dejas de importarle a la gente. Hasta el momento todo el mundo se ha preocupado por ti, por cómo estabas, cómo te encontrabas, todos serviciales contigo, etc.

Pero en cuanto das a luz, parece que la madre desaparece. Sólo hay ojos para el bebé, que en cierto sentido tiene lógica, ya que se le ha esperado durante 9 meses, pero dar a luz una vida humana no es coser y cantar como muchos se imaginan.

Si el cuerpo ha necesitado 9 meses para crear una vida, ¿cómo se puede pensar que en dos días se puede estar como una rosa?

Y ya no me refiero solo a lo físico, sino a lo emocional, a lo psicológico, a asumir el cambio que ha dado tu vida, a saber atender las necesidades del bebé, a darte cuenta que hay una vida humana que depende al 100% de ti.

Los opinólogos

Nadie te habla del postparto, no.

Nadie te habla de lo dolorosos que son los entuertos hasta que tu cuerpo vuelve a reorganizarse después de haber tenido un bebé en tu interior, o de las consecuencias que la epidural te puede generar en tu cuerpo, como fue mi caso, o de la dificultad de dar de mamar a tu hijo, o de las noches sin dormir por el llanto de tu hijo y no saber qué hacer, o de la presión que la gente de tu alrededor te va a generar: todo el mundo habla, todo el mundo opina, todos saben menos tú, todos tienen sabios consejos…

Es increible que haya ocasiones en que la misma gente de tu alrededor, gente que en teoría te quiere, te haga sentir la peor madre del mundo y quieran opinar y saber qué es lo mejor para tu hijo.

Pues señores que opinan, una madre sabe lo que su hijo necesita, aunque sea primeriza, aunque esté asustada, siempre va a hacer lo mejor por su hijos.

Nadie te habla del después.

El mayor regalo

Y sí, como ya os conté en un post hace tiempo, la maternidad es el mayor regalo de la vida,  Para mí lo es.

Jamás cambiaría esa experiencia por ninguna otra.

Nunca me arrepentiré de haber tenido a mi hija.

No cambiaría la experiencia de sacar a mi hija de mi cuerpo con mis propias manos, y ponerla en mi pecho, llena de sangre y de restos de mi cuerpo.

En la vida cambiaría esas lágrimas de emoción y alegría al tenerla conmigo.

Pero eso no quiere decir que no sea duro. Que no se llore de miedo, de necesidad, de soledad.

El embarazo puede ser una etapa difícil para la mujer, pero parece que socialmente estás acompañada, todo el mundo te protege y te quiere cuidar.

Pero el postparto… ¡ay el postparto! se pasa del cuidado al abandono. Y es duro, y según para quien, durísimo.

Desde que tuve esa experiencia intento acompañar de otra manera a las mamás recién paridas. Estar sin agobiar. Estar sin abandonar. Acompañar sin juzgar.

Porque hace falta mucho apoyo entre nosotras. Mucho.

¿Cómo viviste tú el postparto? Cuéntamelo en comentarios.

5 comentarios sobre “Lo que no te cuentan de la maternidad”

  1. Gracias por visibilizarlo y explicarlo tan bien!. El mío fue horroroso, tenía muchísimos puntos, el bebé no se agarraba a la teta y tenía una legión de opinólogos- como tú dices- 24 h dándome candela. Lo recuerdo con mucha angustia y sobre todo me sentí muy incomprendida, como que nadie entendía lo que me pasaba. Gracias por el artículo!❤️

    1. Es que la mayoría de la gente tiene muy poco tacto y hacen más daño que ayuda. Hace falta mucha empatía y acompañamiento en este tema. Gracias por compartirlo. Un abrazo

  2. Yo la verdad es que soy de las (parece) poco afortunadas porque tuve un postparto perfecto. Y eso que me hicieron una episotomía bastante importante. También te digo que en mi caso tuve mucha ayuda y me lo hicieron todo tan fácil que creo que en parte la razón es esa. Pero sí, lo normal suele ser pasarlo fatal, sobre todo a nivel psicológico. Y es que, en definitiva, cuando te conviertes en madre la vida te cambia por completo.

    1. Pues si. Eres afortunada. Yo es que lo pase regular con los entuertos y por los efectos de la epidural, pero suelen ser semanas difíciles.

Deja un comentario