Celebración, Maternidad

Vivir la Navidad siendo madre

Me encanta la Navidad. Siempre me ha encantado, pero desde que soy madre, mucho más.

Siempre ha sido una época del año que la he vivido intensamente, pero ahora, con una niña de 2 años, es todo mucho más intenso.

Cuando te conviertes en madre ya no vives sólo para ti, sino para ella. Tu experiencia de Navidad no es sólo lo que tú puedas vivir, sino el vivirlo con ella.

Su ilusión, sus ganas, sus nervios, su brillo en los ojos, sus preguntas, sus curiosidades, sus impaciencias, sus miedos, sus caras de sorpresa, sus sueños, su esperanza, su alegría, su felicidad.

Ahora todo lo suyo, todo lo que le hace feliz a ella, me hace ser feliz yo y vivirlo todo de una manera mucho más especial si cabe, de como ya lo vivía yo.

Creo que es una época mágica para vivirla con ellos. Y eso pienso hacer en la medida de mis posibilidades.

Aunque no tenga vacaciones, aunque tenga que ir a trabajar, quiero hacer del tiempo con ella momentos mágicos para guardar en la mochila, para seguir coleccionando momentos juntos.

Así que, doy vacaciones al blog por un par de semanas, para poder vivirlo todo más intensamente.

Y quiero hacerlo deseándote a tí que me lees una ¡FELIZ NAVIDAD! Deseándote todo lo mejor en estas fechas tan especiales y en el nuevo año que se avecina.

¡GRACIAS por estar ahí leyéndome! Gracias por formar parte de esta preciosa comunidad que no tiene más que el objetivo que compartir la experiencia de la maternidad y la crianza de los hijos.

Y lo hago con esta imagen que me llegó hace unos días por whatsapp y que me parece maravillosa.

Ser padres es acompañarse mutuamente, es ayudarse y caminar juntos y la imgen de San José acunando al niño Jesús mientras María descansa y duerme, me parece una imagen preciosa y completamente actual, que creo que merece ser conocida.

¡FELIZ NAVIDAD! Y mis mejores deseos para ti y los tuyos.

2 comentarios sobre “Vivir la Navidad siendo madre”

Deja un comentario