Convivencia, Viajes

Unos días de casa rural con niños

Viajar con niños pequeños siempre es un extra de dificultad en todo lo que conlleva la organización de un viaje, aunque sea de pocos días y a lugares cercanos como ha sido nuestro caso, disfrutar de unos días de casa rural con niños es siempre un plan que gustará a pequeños y mayores.

Como la rutina del día a día no siempre deja hacer todo lo que nos gustaría, hay que aprovechar los puentes para hacer cosas especiales y diferentes.

Por eso, nosotros este último puente de Noviembre nos hemos ido unos días de casa rural con un grupo de amigos. Éramos 11 adultos y 3 niños pequeños.

Buscar una casa para tantas personas y que tenga unas condiciones adecuadas para ir con niños no siempre es fácil.

Unos días de casa rural con niños

Para mí, hay ciertos requisitos que deben cumplir y si no los cumplen, hay que poner todas las preocupaciones posibles.

El tema piscina es un tema delicado. Si buscas casas rurales grandes, es difícil que no tengan piscina y si no le ponen tapadera o no está vallada, has de estar con mil ojos y no perder de vista a los peques, porque en un pispas se te pueden caer al agua y puedes tener un disgusto.

El tema escaleras también es peliagudo. Si son muy bebés da más igual, pero si son de la edad de mi hija que no para quieta, también hay que tener precaución.

Si a eso le sumas el que tenga muchas habitaciones, espacios comunes amplios para estar todos, chimenea, barbacoa y por supuesto que esté libre en esas fechas… es un trabajo previo importante que hay que hacer.

Por suerte, nosotros encontramos una casita rural al lado de un viñero bastante acogedora y apta para nosotros, en un pueblo pequeñito de Córdoba llamado Montemayor.

Dejo aquí el enlace de la casa por si quieres verla.

El primer día lo dedicamos a estar por el pueblo. Subimos a ver un castillo que tiene, un mirador y conocerlo un poquito. Después hicimos barbacoa y estuvimos disfrutando en la casa del compartir y de los amigos.

Montemayor (Córdoba)

El sábado nos fuimos a pasar el día a Córdoba que está a unos 30 minutos en coche. Estuvimos visitando esta preciosa ciudad y conociendo esos rincones tan bonitos que tiene.

Córdoba

He de decir que el centro histórico de Córdoba es poco ‘carrito-friendly’, porque las calles son empredradas y claro, los carritos sufren mucho y los niños que van dentro, más, pero por lo demás, todo estupendo.

Comimos en un restaurante que nos recomendó el dueño de la casa rural que está en plena Judería y que se llama Casa Pedro Ximénez, y todo estaba buenísimo. Recomendado al 100%.

Visita a Córdoba

El domingo estuvimos con los peques dando un paseo tranquilo por un parque que hay en el pueblo y tuvieron su ratito también de Parque Infantil, aunque la verdad es que ellos han disfrutado muchísimo.

En la misma finca de la casa había un viñero enorme, un corral con gallinas que se paseaban por toda la zona, y claro, los niños encantados viéndolas, cogiendo pasas, buscando frutos… ayudándoles a que descubran la naturaleza y sepan cuidarla y valorarla.

Creo que a la mayoría de los niños les encanta la naturaleza y los animales y los mayores debemos enseñarles a que la descubran, la cuiden y la quieran.

Y unos días de casa rural con niños puede ser un buen comienzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *