Desarrollo, Educación

Las frases estrella de mi hija de dos años

Hay ciertas edades en los niños en que están realmente graciosos y empiezan a desarrollar en su lenguaje algunas frases que no paran de repetir, por eso hoy quiero compartir las frases estrella de mi hija de dos años.

Cuando empiezan a charlar, a hilar frases, a aprender expresiones… muchas veces ininteligibles, al final acabas riéndote porque tienen auténticos speechs y tú no entiendes absolutamente nada.

A mí me pasa con mi hija, a veces después de que suelte una parrafada me quedo con la cara a cuadros y los ojos abiertos y no puedo más que decirle: ‘¿no me digas?’, pero lo cierto es que no me he enterado de nada.

Pues en ese vocabulario que tienen, hoy quiero compartir las frases preferidas de mi hija, esas que se pasa el día repitiendo y que muchas veces te hartas de reir.

  • ‘Yo solita’: creo que esa es una de sus frases estrella de los dos años. Desde que empezó a coger independencia y a aprender a hacer las cosas, ya no hay manera de que te deje ayudarla, especialmente a la hora de comer. Todo lo quiere hacer ella solita y es capaz de dejar de comer antes de que le ayude su madre o su padre. Cabezona me ha salido la niña.
  • ‘Mami, vamo a fubar’ (Mami, vamos a jugar): este es otro de sus clásicos. Todavía no ha llegado a la etapa de jugar sola, con lo cual, constantemente necesita a alguien con quien jugar y entretenerse. He puesto mamá, pero podría perfectamente ser papá, a la abuela, o una prima, o quien sea.
Las frases estrella de mi hija de dos años
  • ‘Mami, tú aquí’: además de cabezona, la niña me ha salido un poco mandona y cuando te pones a jugar con ella, constantemente te está diciendo lo que tienes que hacer, dónde tienes que ponerte o sentarte, etc. Con lo cual al final eso de jugar es relativo, porque ella ordena y el otro hace. Ese es el juego.
  • ‘No quero’ (No quiero): un clásico donde los haya. No hay manera de que le diga algo y me diga que sí a la primera. Al final siempre acabo cogiéndola y llevándola donde quiero, u obligándola a hacer lo que sea con su rabieta incorporada. De primeras siempre es no.
  • ‘Quero más’ (Quiero más): si te dice esta frase, ya estás perdido, es señal de que algo que le has hecho o dado le ha gustado. Y no te la dice una vez, no, te la puede estar repitiendo veinte veces hasta que tú ya no puedes más. Pasa mucho cuando la tiras por los aires, le haces el columpio, juegas a las cosquillas, etc.
Las frases estrella de mi hija de dos años
  • ‘Dale al botón’: es una frase que no falla y que últimamente me la dice siempre cuando la subo al coche y me siento a conducir. Antes de arrancar siempre me lo dice, ‘mami, dale al botón’ para que arranque el coche y nos vayamos. Me partía de risa la primera vez que se la escuché, me hizo mucha gracia.
  • ‘Mami, tú también’: últimamente cuesta un poquito que se duerma ella sola y siempre me tengo que echar yo con ella en la cama, así que, cuando ella ya ve que voy a apagarle la luz, siempre me dice eso, para que me tumbe con ella en la cama. Tarda 5 minutos en dormirse, pero le gusta que esté con ella.
Las frases estrella de mi hija de dos años
  • ‘Vamo al paque’ (Vamos al parque): hay que tener mucho cuidado con las palabras que se dicen, porque como alguna sea una palabra mágica como parque, ya estás perdida, empieza a repetirla veinte veces para que la lleves. Quien dice parque, dice tobogán o columpios, o alguna similar.

Y estas son algunas de las frases estrella de mi hija. Puede que se me quede alguna en el tintero, pero a grandes rasgos serían esas. Creo que no hay día en que no las diga casi todas, entremezcladas con un montón de frases inconexas o ininteligibles para el entendimiento de los adultos.

¡Porque me diréis que no es gracioso ver a los niños hablar entre sí!

Dos micos de dos años se ponen de conversación y tú te quedas alucinada de lo bien que se entienden entre sí cuando tú no has entendido absolutamente nada de la conversación. Pero bueno, esa es la magia de los niños, ¿verdad?

Ojalá loa adultos fuéramos capaces de entendernos tan bien como ellos.

¿Tu hijo tenía alguna otra frase estrella?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *