Mamá, Maternidad

Mamá superada: 5 consejos para relajarte

Está claro que ser madre no es fácil. Hay días en que los niños consiguen sacarte de tus casillas y vas notando ese calor que te va entrando poco a poco, por eso esto es para ti si eres una mamá superadas 5 consejos para relajarte.

Hay muchos momentos del día a día que pueden acabar con la paciencia de un mami (o de un papi). En esos casos es importante no explotar, porque quizás las consecuencias puedan ser peores, así que, es necesario tener algunas técnicas o trucos personales para gestionar esos momentos.

Somos madres, sí. Pero también somos personas. No somos de acero. Nos han vendido que tenemos que ser fuertes, que tenemos que aguantar… pues no señores. Las mamás también somos personas que tenemos muchos momentos de estrés y cansancio acumulado.

Hace unos días me pasó a mí con mi hija.

Tenía uno de esos días intensos, de rabietas, de no contentarse con nada, de tirarse al suelo a llorar cada dos por tres, y tal era mi tensión, que cuando llegué a la clase de Mamifit que tenía esa tarde y que tuve que ir con la peque, me dijo la profe que nunca me había visto así, y hasta nos hizo cinco minutos de relajación antes de empezar, porque no era la única que llegaba estresada.

Por eso creo que es tan importante tener recursos para relajarnos. Os cuento lo que a mí me viene bien.

    • Una buena ducha. ¿Qué hay mejor que una ducha relajante y calentita? Quedarte debajo del agua sin oír nada ni pensar en nada, puede ayudarte mucho a coger fuerzas, respirar profundamente y comenzar de nuevo.
    • Cinco minutos de meditación. Vete a una habitación tranquila, siéntate en una alfombra, un cojín, o en el mismo suelo. Pega tu espalda a la pared y cierra los ojos. Durante cinco minutos, olvídate del mundo. Concéntrate en tu respiración y respira con tranquilidad. Si llegan pensamientos a tu cabeza, déjalos pasar de largo y sigue concentrada en tu respiración. Después de cinco minutos, verás como te encuentras mejor.
    • Sal a darte un paseo. En momentos de estrés es bueno salir del espacio físico, por eso, salir de casa, aunque sea a dar un paseo durante 5 minutos, puede ayudarte también a relajarte, y volver a coger aire. A veces sólo necesitamos un momento de desconexión para enfrentarnos a las situaciones de nuevo con otro talante.
Mamá superada: 5 consejos para relajarte
  • Haz deporte. Salir a hacer un poco de deporte, a correr, al gimnasio, yoga, fitness, o simplemente andar, lo que quieras. El deporte siempre es una buena manera de soltar adrenalina, y nadie me negará que en ocasiones, lo niños consiguen ponernos cardiacos.
  • Haz alguna actividad que te guste. Todos tenemos alguna cosa que nos relaja. Hay gente a la que le relaja cocinar, o coser, o escuchar música, hay quien incluso le ayuda el ponerse a limpiar, o a arreglar las plantas o a cambiar el armario. ¡Vete tú a saber! Lo importante es que sea una actividad que nos distraiga y nos haga tener la mente ocupada en otra cosa.

Como podéis comprobar, no son cosas innovadoras ni que supongan un gasto, sino pequeñas cosas que nos pueden ayudar a gestionar esos momentos de estrés que todas las madres vivimos, bien por una rabieta, por temas de comida, de caprichos, de cabezonerías o de lo que sea.

Lo importante es que ese estrés no pueda con nosotras y nos haga reaccionar de una manera que no queramos, o peor, que suponga un efecto negativo para la propia salud.

Nadie dijo que ser madre era fácil. Y no lo es. La diferencia con otras cosas es que nuestra recompensa es gigante, a pesar de esos momentos difíciles y de estrés que podamos tener.

¿Cómo gestionáis vosotras esos momentos? 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *