Blog

¿Por qué escribo un blog?

Una de las preguntas que más me hace la gente cuando les hablo del blog, es ¿por qué escribo un blog? Esa es la pregunta del millón.

La verdad es que podría dar muchas respuestas, pero la principal razón es porque me gusta.

Esto es como el que tiene un hobby: bailar, hacer deporte, pintar, jugar a la consola… bueno, pues para mí el blog es mi vía de desahogo. Siempre me ha encantado escribir.

Hace poco mi madre me dijo que iba a hacer limpieza general en su casa y que revisara las cosas que aún quedaban en mi habitación. Cuando me puse a mirar lo que había, empezaron a salir libretas y libretas de cosas que escribí hace una pila de años, de experiencias, de diarios…. siempre me ha resultado mucho más fácil escribir las cosas que expresarlas de viva voz.

Por eso, cuando me quedé embarazada y empecé a plantearme lo del blog, no tardé demasiado en decidirme.

¿Por qué escribo un blog?
¿Por qué escribo un blog?

Ahora mismo el blog es un hobby. Es cierto que es un hobby que requiere mucho tiempo, porque hay que organizar los temas, hay que escribir mucho, hay que cuidarlo… pero cuando algo te gusta, no se convierte en una obligación, al contrario. Me encantaría poder dedicarle mucho más tiempo, pero entre el trabajo, la casa, la peque, y mil cosas más, pues no me dan las horas.

La verdad es que mi blog no es que sea pequeñito, es que es súper pequeñito, no tiene demasiadas visitas y tampoco soy una experta en el tema como para saber darle mucha más difusión, pero está ahí. Me gusta saber que hay personas fieles que entran cada vez que publico un post, personas que me dicen que lo han leído, que se encuentran en la misma situación que yo, que les ha ayudado en determinadas ocasiones…

Muchos pueden pensar que no tiene sentido, que no le saco ningún beneficio, pero bueno… tampoco es ese mi objetivo. No voy a negar que me gustaría que creciera mucho  más, pero como sé que es complicado, de momento me quedo como estoy.

¿Pero sabéis que es lo mejor del blog? Las personas que va poniendo en tu camino. La comunidad que se va formando, la tribu. En estos dos años he conocido, aunque sea virtualmente, a gente maravillosa de la que cada día aprendo mucho y con las que me encanta poder compartir e identificarme. Te ayuda a no andar sola en este camino de la maternidad que no siempre es fácil.

Podría destacar a muchas, pero para que no se me olvide nadie, lo hago a través de la preciosa comunidad de Madresfera: empezando por todo el equipo que lo forman que son unas personas estupendas y trabajadoras, que te contagian de felicidad en cuanto las conoces (aunque sea virtualmente) y terminando por tantos bloggers que forman esta comunidad. Cada uno de ellos, al menos de los que conozco, aporta algo maravilloso y eso es lo más bonito.

Al final no es más que poner los dones y cualidades de cada uno al servicio de los demás y haciendo lo que a uno le gusta.

Este sábado tendré la oportunidad de conocer a muchos de ellos en el Blogger’s Day de Madresfera. Me hace muchísima ilusión participar en él por primera vez y poder desvirtualizar a tanta gente buena. Por supuesto os haré un post cuando vuelva con todos los detalles y con muchas fotitos.

Así que, si alguien me pregunta que por qué escribo un blog, pues la respuesta es simple: porque soy un poquito más feliz haciéndolo y eso es suficiente para mí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *