Bebé, Conciliación, Crianza, Cuidados, Desarrollo, Educación, Escuela Infantil

Escuela Infantil: primer cuatrimestre superado

Parece que fue ayer cuando llevaba por primera vez a la peque a la Escuela Infantil. El 3 de Septiembre de 2018, ya hace casi 5 meses. Recuerdo con cariño aquella mañana. Me había pedido esa semana de vacaciones en el trabajo para poder acompañarla y recogerla todos los días. En nuestra guardería no hay mucho periodo de adaptación como ya os conté en una entrada anterior, así que, desde el primer día estuvo bastantes horas. ¡Qué llorera tan grande me pegué cuando salí por la puerta de la guardería y de camino a casa! Ella se quedó allí tan tranquila pero a mí se me caían las lágrimas.
A veces uno se siente hasta culpable de estar ‘medio abandonando’ a los hijos, nada más lejos de la realidad cuando luego lo ves con perspectiva.

La verdad es que han sido unos meses muy buenos. A finales de octubre tuve una pequeña crisis porque la peque empezó a pillar todos los virus habidos y por haber y me agobié bastante de no tener descanso: si no era fiebre, era diarrea, si no la tos o los mocos, la garganta, volvíamos a la diarrea… un no parar.  A parte de que yo, que jamás me ponía mala, estoy pasando el peor otoño- invierno de mi vida, porque todo lo que pilla ella, lo pillo yo detrás: gastroenteritis, resfriados, laringitis, afonías… de todo, he tenido de todo. Pero bueno… fue una época un poco más difícil que parece haberse relajado ya un poquito.

img_7909En general estamos super contentos. El trato con las profesoras es buenísimo, siempre amables y dispuestas a ayudarte y aconsejarte en todo; a la peque se le nota que está aprendiendo muchísimas cosas, tiene mucho más vocabulario, charla mucho, está más sociable, hasta te dice ‘Gracias’ cada dos por tres. ¡Es tan graciosa! Y encima allí come MUCHÍSIMO mejor que lo que come en la casa. Yo estoy tranquila porque sé que allí como de todo y si algún día no quiere la cena en casa pues bueno, tampoco pasa nada.

Así que , a las que dudáis de si guardería sí o no, yo os diría que estuvieseis tranquilas, porque, aunque al principio siempre es un poco difícil para las dos partes, tanto para los padres como para los peques, yo creo que para ellos es muy bueno, se lo pasan muy bien y se socializan más. No quiere decir que los que no vayan no lo hagan, ni mucho menos, pero yo creo que es algo muy positivo para los niños. La mía además es que ya en casa todo el día se aburría, necesitaba más espacio y movimiento y la Escuela Infantil le vino fenomenal.

En resumen: que después de casi cinco meses puedo decir que estoy encantada con la decisión que tomamos de llevar a la peque a la guardería. Todo un acierto. Eso sí, un pastón cada mes, porque a nosotros no nos subvencionan ni un euro, así que, todos los meses, recibito al canto. ¡Qué le vamos a hacer!

¿Y vuestros peques? ¿Qué tal les va en la guardería o escuela infantil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *