Bebé, Convivencia, Crianza, Maternidad, Sueño

Dormir en su cama: de la teoría a la práctica

Hace unos días os contaba en la entrada anterior, cómo había sido la transición de la cuna a la cama de la peque. Bien, pues una vez que os he contado la teoría, ahora os cuento la práctica y la realidad de cada noche.

La verdad es que desde el principio la peque aceptó muy bien lo de la cama. Tratamos de hacerle mucha fiesta y de motivarla mucho para que la cogiera con ilusión y así fue desde la primera noche. Tanto que hasta yo soñé con que empezaría a ver la luz con este tema del sueño (nada más lejos de la realidad…)

Comenzamos a elaborar la rutina de noche y todas las noches hacíamos lo mismo, y  super bien. Cambio de pañal, apagar la luz, rezar, cantar una canción y a la cama. La echaba, la tapaba y ella sola se dormía. Sin más. ¡Os podéis imaginar mi emoción!
Ahora bien, el trascurso de la noche, ese era otro cantar.

Las primeras noches no fue del todo mal. Se despertaba una vez, dos veces como mucho… pero iba bastante bien. Pero cuando pasaron unas semanas…

IMG_9152Como la cama es de estas bajitas, obviamente, ella se podía subir y bajar sola. Bueno, pues aprendió a bajarse a su antojo. Eso de dormirse a la primera, nanani de la china. Yo la dejaba en la cama y a los 5 minutos me la encontraba en el salón o en la cocina, se había bajado ella sola. La volvía a meter y otra vez se bajaba. Hay días que tengo que dormirla en el carro para que así no se baje y después pasarla a la cama porque no había manera. Pero ahí no queda la cosa.
Había noches que se dormía bien en su cama y a las 3 o las 4 de la mañana, aparecía en nuestro dormitorio, a mi lado, dándome en el brazo y diciéndome ‘Mamá’ con voz de alegría. ¡Ella sola! ¡A oscuras! ¿Pero no se supone que los niños tienen miedo a la oscuridad? Pues la mía no. Ella se pasea a oscuras por la casa de noche y le da igual. Es que ni la perra se inmuta.

Total, que la situación ahora es que yo la acuesto alrededor de las 21:30h. Ella se duerme estupendamente en su cama (casi todos los días) y nosotros nos acostamos en la nuestra, pero a eso de las 2 o las 3 se suele despertar. A veces llora y otras veces ni eso, viene ella directamente a nuestra cama. Depende de lo cansada que yo esté, hay noches que la cojo y la vuelvo a llevar a su cama a intentar que se duerma allí, pero me tengo que quedar con ella un rato porque si no, no hay manera. Cuando consigo que se duerma, me vuelvo a mi cama. Hay noches que eso se repite un par de veces.
Si estoy muy cansada o no tengo ni ganas de levantarme, si la peque aparece en nuestra habitación, directamente me la meto en la cama y a dormir los tres juntitos. Ya sé que no lo debería hacer, pero es que a mí me agota estar sin parar toda la noche…

Total, que de la bonita teoría a la práctica real… hay un trecho.
Mi hija siempre ha sido muy difícil para dormir. Cuando duerme con nosotros sí que duerme mejor, pero si está en su cama, se sigue despertando dos y tres veces, y eso que ya tiene los 20 meses.

Cuando tenía 6 meses me decía la gente, en cuanto le metas los cereales al biberón ya verás que duerme mejor. Le dimo cereales y nada.
Cuando cumplió el año, me decían que en cuanto empezara a ir a la guardería ya vería como dormía mejor. Empezó la guardería en septiembre y sigue sin dormir del tirón.
Ahora que va a la guardería, me dicen que hasta los dos años… yo ya me río por no llorar.

En esto del sueño, como en tantas otras cosas de la vida, doctores tiene la santa madre iglesia. Todo el mundo opina, todo el mundo sabe.

Así que, en eso estamos. Sin encontrar la fórmula mágica. Con una camita preciosa en la habitación de la peque que utilizamos a medio gas, pero bueno… es lo que hay. Si alguien encuentra la fórmula mágica para situaciones así, que me lo cuente en un comentario, por favor.

¿Alguna ha tenido problemas también para que sus peques durmieran bien?

2 comentarios sobre “Dormir en su cama: de la teoría a la práctica”

  1. En esas estoy yo también,pero varios pasos por detrás. Hago “colecho” pero siempre está en nuestra cama… Y peor aún… Se duerme en el pecho …. Se despierta, hoy 20 veces contadas de verdad, y por la mañana tan pichi. Estoy agoatadita!!! Así que me sumo a la fórmula mágica si alguien la tiene y me uno a tu suplicio nocturno.

    Un fuerte abrazo y muchas gracias por compartirlo

    1. Yo ahora pienso todas las noches en para que compre una cama para ella. Se duerme en ella pero a las dos de la mañana como muy tarde, se viene ella solita a nuestra cama. Y se mueve y se despierta mil veces. Es un poco desesperante pero bueno, es lo que hay. Mucho ánimo!!!! Y gracias por tu comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *