Bebé, Conciliación, Crianza, Mamá, Maternidad, Sueño

Mi bebé se despierta mucho durante la noche

Llevo ya varias semanas que no escribo nada por aquí, pero hoy siento la necesidad imperiosa de compartir cómo me siento.
Para que os hagáis una idea, a las 4 de la mañana estaba dándole vueltas a cómo escribir este post, y es que esto de la maternidad y la crianza de un hijo no es todo de color de rosa como lo pintan. Muchas veces pienso en la vida tan idílica que muchas youtubers e instagramers muestran y pienso si es que ellas han tenido mucha suerte, si es que yo soy muy mala madre o es que ellas no muestran tan abiertamente su vida como dicen, y creo que me decanto por la tercera.

IMG_5330

Criar a un hijo no es nada fácil. Y yo sólo tengo una… Muchas veces pienso en cómo lo haría mi madre que tuvo a mis cuatro hermanos mayores super seguidos (dos de ellos son mellizos), cómo se las apañaría…
Y es que nadie te enseña a ser madre. Muchos cursillos preparto, pero deberían ser más prematernidad.

Esto de la maternidad es como una noria que va girando y en cada intento de girar se fuera enquistando una piedrecita.
Hace unos meses, como habréis leído por el blog, mi preocupación mayor era que mi hija no acababa de comer sólidos. Primero se le atragantaba todo y me devolvía la comida, y después que no le daba la gana de probar las cosas en sólido, sólo en purés. Afortunadamente, vamos dando pasitos en ese aspecto y ya empieza a comer más cosas.

Ahora, desde hace varias semanas mi preocupación y lo que me quita literalmente el sueño, es precisamente, el sueño de mi hija, y es que se despierta unas 4 o 5 veces durante la noche.

Para poneros en situación: desde que nació y hasta los 6 meses ella estuvo durmiendo en su cuna de colecho que tenía pegada a mi lado de la cama. Dormía estupendamente. Lógicamente se despertaba como todos los bebés, pero muy bien.
Cuando empecé a trabajar y teniendo que madrugar, acabé metiendo a la niña en nuestra cama para darle el pecho directamente allí y no tener que estar moviéndome, así podía descansar mejor. Desde ahí, lógicamente la niña se acostumbró a dormir entre nosotros y ahí ha estado hasta finales del mes de julio. En ese tiempo, sí, la niña se despertaba varias veces durante la noche, se ponía a dar patadas en el aire, a gruñir… y mi técnica fue empezar a darle un poquito de biberón cada vez que protestaba, así se le llenaba la barriga y se volvía a dormir.
A finales del mes de Julio, decidimos pasar a la niña a su cuna porque es que nos pegaba ya unas patadas que no nos dejaba descansar nada de nada, así que, puse la cuna grande a mi lado de la cama y ahí emnpezó a dormir y para mi sorpresa, sin quejarse mucho. Eso sí, los despertares en mitad de la noche eran constantes. Seguía la misma técnica del biberón pero soy consciente que no lo he hecho bien. Con 16 meses que acaba de cumplir la niña, ya no debería tomar ese biberón de la noche y debería dormir casi del tirón, pero nada más lejos de la realidad.

Hay noches que son horrorosas. 5 y 6 veces se despierta. Os prometo que hay días que veo todas las horas del reloj, que me levanto de la cama con ganas de llorar, que llego al trabajo agotada y sin fuerzas para nada, y que se me debe notar en la cara y la forma de caminar porque mis compañeros me lo comentan. Y es que no dormir es frustrante. Esta noche no hacía más que mirar el reloj a ver si llegaban ya las 06:45 y me sonaba el despertador. Yo no digo que la niña haga 8 horas seguidas de sueño, no me importa que se despierta una vez o dos, pero es que cada vez que intento coger el sueño se vuelve a despertar y claro, ahí está mamá que la calma con un poquito de bibi.

Para las que me lo vayáis a decir, también he probado con la infusión esta de Dulces sueños de Blevit. Se la he dado antes de dormir y yo no he notado absolutamente ninguna mejoría.

Ayer en mi desesperación, leyendo artículos por internet sobre este tema, dí con un artículo con el que me sentí super identificada y que hablaba de las fases del sueño del niño y de qué se debe hacer. Y lo primero que te decía es no acudir al niño en cuanto oigamos el primer ruidito, que tratemos de dejar al niño que se duerma solo y en todo caso, hacerle ver que no está solo pero con una caricia, poniéndole el chupete o algo así, pero no dándole el biberón.
Así que, eso he hecho esta noche. Sí, me la he pasado en vela, ya os digo, pero no le he dado un poco de biberón hasta las cinco de la mañana que ya sí ha empezado a llorar de verdad. Así que, bueno, algo he conseguido.

La que haya vivido alguna situación parecida sabrá de qué estoy hablando y lo agotador que es. Ayer mismo tuve que ir al fisioterapeuta porque llevo semanas con una contractura enorme en el cuello y en la espalda, y es que ya no podía más. Y efectivamente me dijo que estaba fatal, que cómo me había dejado tanto… y es que claro, una se cree que se le pasará solo pero está claro que no es así, y mucho menos cuando no se duerme ni se descansa lo que el cuerpo necesita. Y yo lo necesito, casi más que comer.

En fin… algunas me diréis que por qué no he ido al pediatra a preguntarle, y es que estoy esperando a que la peque empiece la guardería el día 3 de Septiembre. Tengo la esperanza de que cuando empiece con el ritmo ese, vaya durmiendo mejor, así que, le estoy dando ese cuartelillo. Si veo que sigue igual, pues lógicamente la llevaré a su pediatra y a ver qué me dice.

Lo que está claro es que los niños no vienen con un manual debajo del brazo y ser mamá es lo más bonito que me ha pasado en la vida, pero no es nada fácil. Así que, aquí seguiremos en esta noria de subidas y bajadas.

¿Vuestros peques duermen bien? ¿Algún consejillo?

3 comentarios sobre “Mi bebé se despierta mucho durante la noche”

  1. Hola!! Mi nombre es Sara, y soy madre de tres niños. Te comprendo perfectamente, los míos son estupendos pero ninguno ha dormido bien. Y he probado de todo!!!! Menos lo de dejarlos llorar…eso no fui capaz….

    Ya sé que no es consuelo ninguno, porque el agotamiento es tan grande que no se ve el fin, pero habrá fin, y será pronto…te lo aseguro.

    Como único consejo, prueba a cambiar el bibi de leche por uno de agua. Si le va bien y le sirve para coger otra vez el sueño (a veces no tienen hambre..), cuando pasen un par de meses, prueba a dejárselo en la mesita de noche y enséñale a que lo coja ella solita. Y le dices que como ya es mayor, que puede beber agua sin llamar a mamá.

    Suerte!!!

    1. Gracias por los ánimos. Esta noche intentaré probar lo del agua, porque tampoco quiero que tome tanta leche pero claro… notará la tripita llena y se dormirá de nuevo a gusto.
      La verdad es que es agotador estar así noche tras noche. A ver si esto cambia pronto, porque va a poder conmigo. Gracias!!!

  2. La mía era igual. Empezó la guardería a los 11 meses y todo siguió igual. El pediatra dijo que hasta los 18 meses es normal que tengan trastornos del sueño. Nosotros probamos de todo, en su cuna, en nuestra cama, en su cama, nosotros en su cama… Al final duerme ella y su padre en nuestra cama y yo en la de ella y justo unas semanas antes de la revisión de los 18 meses, empezó a dormir 6 horas seguidas. Todo un lujo para nosotros. Ahora duerme desde las 22 hasta las 7 de la mañana. No hemos hecho nada especial, ha empezado a dormir ella cuando ha querido.
    Ahora queremos pasarla a su cama a ver que tal nos va.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *