Alimentación, Bebé, BLW, Crianza, Desarrollo

Mi bebé no come sólidos

Hace unas semanas escribí un post en el que os hablaba sobre la introducción de sólidos en la alimentación de mi peque. Os contaba que estaba siendo bastante complicado porque apenas ella se nota algo en la garganta, le dan arcadas y acaba devolviendo todo lo que haya comida.

Casi dos meses después, he seguido todos los consejos que me fuísteis dando y los que la pediatra me dio la semana pasada cuando fuimos a la revisión del año, y no hemos avanzado nada.

Foto de Revolucionmama.com

La verdad es que estoy desesperada. Tal cual. Ahora mismo acabo de intentar darle la cena, un poco de sopa con estrellitas blanditas, que eso se come en nada, pues no ha habido manera. En cuanto nota las estrellitas en la boca las escupe tal cual, las pocas que he conseguido que se coma, casi se me atraganta la pobre, así que, ahí está, en la trona y sin cenar porque a la niña no le da la gana de comer nada que no esté pasado completamente. Ella protestando en la trona y yo a punto de llorar.

He probado todo lo que no está escrito. Se lo he puesto a ella por delante para que lo coja, se lo he dado con cuchara, le he dado verduras cocidas, pan, galletas, y nada, no hay manera. O verdaderamente es que no sabe masticar o es que tiene algún problema en la garganta y no traga bien. No lo sé, la cosa es que estoy ahora mismo desesperada porque ya no sé qué voy a hacer.

Encima vas al pediatra y te meto miedo, porque te empieza a decir que si a los 15 meses no come sólidos habrá que hacerle pruebas, que si ya es mucho más difícil que coma, que si tal que si cual, y aquí la madre primeriza se echa a temblar pensando que su hija no va a ser capaz de comerse un simple trozo de pan en la vida.

Total, que ando en ese momento de agobio de madre primeriza, donde todo el mundo me dice que la niña es pequeña aún y yo no hago más que ver a bebés más pequeños que ella comer toda clase de alimentos sin ningún tipo de atragantamiento.

Al final este post no deja de ser un momento de desahogo que necesitaba. Estoy agobiada, y sí, ahora mismo creo que podría entrar en el grupo ese de malas madres que no saben cómo enfrentarse a algún problema de sus peques. A mí esto me trae por la calle de la amargura, la verdad sea dicha y lo peor es que no le veo una solución rápido y ágil.

En fin… os seguiré contando.

 

6 comentarios sobre “Mi bebé no come sólidos”

  1. Te cuento mi experiencia… mi hijo menor mañana cumple 14 meses y hace días que ha empezado a comer. Sí, EMPEZADO. No es que comiera poco y solo triturado, es que no comía NADA.
    Nunca mostró interés alguno por los alimentos, ni antes de empezar a ofrecérselos ni después.
    El biberón jamás lo quiso, eso ya de primeras. Era una lucha en la guarde y yo venga a sacarme leche para tirarla…
    Acercarle la cuchara y girar el cuello como la niña de El exorcista era todo uno. Algún trozo cogía, a veces lo mordisqueaba, otras lo cogía haciendo la pinza y mirandolo con cara de asco… pero comer no comía. De repente le dio por las mandarinas, alrededor del año, y pensamos que igual se iniciaba. Pero fue a peor. Ya no quería ni ver nada de comida. Al año al parecer empiezan a comer menos así que el paso de meterse alguna cosa en la boca a absolutamente nada.
    No hemos forzado nunca. Solo un par de veces le he “metido” la cuchara para que probara al menos.
    Siempre está con nosotros en las comidas y en la guarde ve comer a otros niños. Le hemos ofrecido comida a diario. Sólido, triturado, sangre de unicornio… jajaaj.
    Hace una semana ha empezado a comer… no me quiero hacer ilusiones pero ha pasado de un yogur, a dos, y a dos yogures y puré y mordisqueo de sandía, manzana, mandarina, plátano…
    Así que, esto pasa por mucha paciencia, ofrecer mucho y poner buena cara. Al final, comerán, más o menos cantidad o con más o menos frecuencia. Que eso también hay que asumirlo, que no todos los niños comen lo mismo… Un abrazote y ánimo.

    1. Muchas gracias por contarme tu experiencia. La verdad es que uno intenta hacerlo lo mejor posible, pero a veces es desesperante, y más cuando ves a otros niños más pequeños comer tan bien.
      La mía los purés se los come estupendamente, y el plátano está empezando tamvién a cogerle el tranquillo, pero como le de pan o galletas u otra cosa, no hay manera, se atraganta siempre, pero bueno… poco a poco. Intentaré no desesperarme mucho. Gracias!!!

  2. Lo que te voy a contar igual no te sirve de consuelo. Pero, por si acaso, te cuento mi experiencia. El pequeño es prematuro, y lleva su ritmo. De hecho, él nos ha ido marcando los ritmos. Cuando tocó el momento de introducir sólidos, le pasaba como a tu hija, los escupía, vomitaba, en fin, un desastre… En una visita, se lo comentamos a la neonatóloga y nos dijo que ante todo mucha paciencia, que ella sabía que era fácil de decir, pero difícil de llevar a la práctica. Así que lo que hacíamos era darle su puré, para que no se quedase sin comer (porque encima le cuesta un montón subir de peso) y luego le dábamos 2 o 3 garbanzos, o 2 o 3 trocitos de fiambre de pavo y así poco a poco, lo fue asimilando.
    Te diré que meses después nos cuesta un mundo darle purés y prefiere comer entero… Ya ves, se han cambiado las tornas. Mucho ánimo, los comienzos son siempre muy duros.

    1. Muchísimas gracias por contarme tu experiencia. ¡Claro que me sirve! De hecho, me anima bastante. Mi niña no es prematura pero vaya, imagino que habrá niños a los que le puede pasar. Yo estoy haciendo ahora eso, darle el puré y luego alguna cosilla sólida, pero el pan por ejemplo, que se nota que le gusta, pero siempre se le atraganta, con lo cual, cada vez le doy menos. No quiero cogerle miedo a los alimentos, pero claro… es dificil. Al igual que lo de la paciencia. Pero en ellos estamos, no hay más remedio.
      Muchas gracias de nuevo por compartirme tu experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *