Artículos de bebé, Paseo, Útiles de bebés

Cómo encontré la silla de paseo perfecta

Creo que una de las cosas de las que me he arrepentido de no comprar cuando estuvimos preparando las cosas para la peque fue el carrito. ¿Y por qué? pensaréis. Pues porque en nuestro afán de aprovechar cosas de mis hermanas, optamos por aprovechar también el carrito que había criado a mis sobrinas de 5 y 3 años, con lo cual, cuando llegó a nosotros, ya tenía bastantes kilómetros en su haber.

En un principio pensé que no pasaba nada, porque total, iba a ser un año como mucho y luego pasaríamos a la sillita más ligera, pero me equivoqué, porque sí que importa.

Si estás en ese momento ahora de buscar y preparar las cositas del bebé te aconsejo que busques un carrito lo más cómodo posible, que sea ligero, e importantísimo, que se pliegue con agilidad. Yo es que ni me preocupé de mirar y comparar modelos, porque ya lo tenía, pero creo que es una de las cosas más importantes, junto con la silla del coche, que creo que debería ser la MÁS IMPORTANTE de todas.

En nuestro caso hemos estado utilizado la Jané Muum modelo 2011 formado por tres piezas: maxi cosi, capazo y silla. He de decir que la maxi cosi apenas la hemos utilizado, la puse un par de meses en uno de los coches con una base isofix que también me dejó mi hermana, pero no me convencía nada porque veía que la niña iba super incómoda, así que, decidimos comprar otra silla para el coche, la Twist Be Cool (ya os haré otro post sobre ella). El capazo lo utilizamos hasta los cinco meses y de ahí en adelante la silla.
A mitad del mes de enero, cuando Clara cumplió los 9 meses, me harté del chasis de la Jané Muum, porque las ruedas ya estaban fatal, y decidimos comprar una silla de paseo.

Y ahí viene lo gordo. Elegir una silla de paseo es como entrar en una nave gigante llena del mismo producto pero de miles de marcas. ¡Qué locura, madre mía! Yo no podía imaginar que hubiera tantísimos modelos, de tantísimas marcas, con tantísimas variaciones… ¡de locura!

Así que, en mi afán por encontrar la mejor sillita, me leí y me releí 500 blogs, me miré todos los comentarios de amazon de los modelos que me iban gustando, miré en mil y pico tiendas hasta casi con soñar con sillitas.

Tenía claro que no quería la típica sillita de McLaren con bastones.

UNADJUSTEDNONRAW_thumb_ab5bPrimero. Quería que el manillar fuera único. ¿Por qué? Pues primero porque para mí es mucho más fácil de manejar y segundo porque nosotros tenemos una perrira, un Golden Retriever, que se llama Lana, como algunas veces he contado por aquí, y yo salgo con ella de paseo todas las tardes. Es una perra de 30 kilos y, aunque es buena y no suele dar muchos tirones, llevar a la perra y el carrito no es tarea fácil, así que, necesitaba una silla que pudiera llevar con una mano y que rodara bien, y las sillitas de bastones son difíciles de conducir con una sola mano. Así que, ese era un punto importante y donde ya descartaba muchas marcas.

Segundo. Quería que las ruedas no fueran de plastilina. Que tuviera suficiente resistencia y amortiguara bien en diferentes terrenos.

Tercero. No quería volver a tener que estar media hora para meter la silla en el coche, así que, buscaba algo de fácil plegado y desplegado.

Cuarto. La capota. El Jané Muum tiene una capota muy cortita, y la mayoría de las veces le daba todo el sol en los ojos a la peque, así que, si era posible, quería que tuviera una capota de estas extensibles que le cubriera del sol y ya que estamos, de la humedad que hace casi siempre en Málaga.

UNADJUSTEDNONRAW_thumb_ab95Esos eran los cuatro requisitos más importantes que buscaba, así que, desde ahí me puse a mirar y a remirar, hasta que, orientada también por el consejo de una amiga (Siento haberte dado tanto la lata Estefi) acabé decidiéndome por una: la CITY MINI 4 de BABY JOGGER.

Lo primero que he de decir es que el primer día que la cogí, me quedé enamorada de cómo giraban las ruedas. ¡Qué maravilla! Después del esfuerzo que tenía que hacer con la Jané, porque estaba la pobre fatal ya, coger la City mini fue como llegar al paraíso.
El que la conozca podrá decirme que no es una silla especialmente ligera, y sí es verdad, pero también es verdad que con las características que yo buscaba y que fuera medianamente buena, no podía pretender que fuera además ligera, de hecho, el ancho del chasis es casi igual que el de la Jané, pero, aún así, yo estoy contenta de la elección.

Es super comoda, se pliega tirando únicamente de una cinta y se despliega igual, se le quitan las ruedas para reducir su tamaño cuando la pliegas, se tumba casi al completo y la niña duerme estupendamente, la capota es maravillosa y tiene dos ventanitas para poder ver al bebé desde arriba, el manillar es único y se puede conducir perfectamente con una mano y para más detalles, cuando la compré me regalaron una funda para el invierno super calentita y el plástico de la lluvia (aunque del plástico he de decir que no he tenido narices de acoplarlo bien, así que, como el que tenía de la Jané era universal, le vale perfectamente a ésta). No sé, para mí es una silla estupenda y no me he arrepentido de haberla elegido. ¡Qué pesa un poquito! Pues sí, pero bueno… ¿y cuál es perfecta?

La nuestra es la de cuatro ruedas, pero el mismo modelo está con tres ruedas y es exactamente igual, ya depende de los gustos de cada uno. Tiene una gran variedad de colores: negro, gris, rojo, azul, beige, verde… y, cosas de la vida, cada color tiene un precio.
Si os gusta, os animo a que miréis y remiréis por internet. Es super curioso. A mí me gustaba el modelo azul marino y beige, pero en Amazon era el modelo más caro, así que, estaba apunto de pedir otro color, cuando de pronto encontré otra tienda online (CRIOH) en la que, no sólo el azul era el modelo más barato, sino que encima me regalaban el saco de invierno y el plástico de lluvia. ¡Misterios de la vida!

Así que, cuando tengáis decidido el modelo que queráis, no lo compréis en el primer sitio que veáis, porque os podéis ahorrar bastante dinero si investigáis un poco.

¿Y vosotros, tardásteis mucho en el elegir una sillita de paseo para vuestro bebé?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *