Artículos de bebé, Bebé, Ropa

La locura de las tallas de ropa de bebé

Seguro que a más de uno os habrá pasado lo de ir a una tienda a buscar algo de ropa y comprobar que la talla que tú pensabas que te estaria bien, porque es tu talla habitual, te está grande o pequeña y comienzas a volverte loco probándote quinientas tallas diferentes y cada prenda tiene un tallaje distinto. ¿Por qué? Pues imagino que por el tipo de tejido, por el patrón, por el talle con que están hechos (como los pantalones que son más altos o más bajos de cintura…). Hasta cierto punto se puede entender, aunque es verdad, que hay diferencias exageradas entre algunas tiendas y marcas, pero bueno. La cosa es que se puede entender un poco, pero… ¿y qué me decis de las tallas de la ropa de bebés? Eso sí que es una aventura.

Lo primero es que, claro, logicamente, antes de que nazca tu bebé tú no sabes cómo va a ser de grande; puedes tener una idea por el peso aproximado que te van diciendo en las ecografías, pero hasta que no nace no lo sabes. Así que, tú por si acaso, sueles comprar algunas prendas de diferentes tamaños por lo que pueda pasar.
Pero claro,es que no es sólo los diferentes tamaños de la ropa, es que, teóricamente, el mismo tamaño de ropa es de un tamaño en una tienda y de otro en otra tienda. Porque en los adultos una talla 44 es una talla, pero es que en los niños, una talla puede ser de 0-3 meses o de 3-6 meses. ¿Es que acaso la misma prenda de ropa debe quedar bien para un bebé recién nacido que para uno de 3 meses? Desde luego en el caso de mi hija no fue así.
Cuando nació todo le estaba enorme y yo tenía mucha ropa, sobre todo, bodies y pijamas, de 0 -3 meses, pensando que eso le estaría bien. Así que, ahí te las ves, en pleno puerperio, buscando pijamas y bodies de tallas minúsculas para poder vestir a tu hija y que al menos esté algo cómoda sin que le cuelguen los brazos y las piernas.

Así estaba el armario de Clara a 9 de febrero, dos meses antes de que naciera. ¡Lleno de ropa!

No, lo del tallaje de bebés es de estudio. Yo que me las veía tan felices porque tenía un armario llenito de ropa antes de que naciera la peque (es lo que tiene tener seis sobrinas, que tus hermanas te guardan toda la ropita y se te llena el armario en un plis), pues cuando nació resulta que todo, absolutamente todo, le estaba gigante.

Y luego está el tema de los calcetines. ¡El gran misterio! He de decir que también se me llenó el cajón pero tuve que ir a comprar algunos porque los que tenía eran demasiado grandes. Y resulta que algunos que compré eran talla 0 y seguían estándole gigantes. Asi que, me fui a El Corte Inglés pensando que allí encontraría más pequeñitos y cuando llego me encuentro que no sólo hay talla 0, sino que hay talla 00 y talla 000. Imaginaos, el pie de mi peque era talla 000, es decir, minúsculo.

Total, que cuando te nace un hijo pequeñín es volverse un poco loca. Porque es cierto que la ropa de bebé se queda pequeña en nada, es cierto que casi no les da tiempo a ponérsela, es cierto que es muy cara y puede no merecer la pena comprar mucho, pero claro, si es tu primer bebé, con la ilusión que ello supone, tú estás deseando vestirlo y ponerle la ropa que le quede bonita y cómoda, y cuando ves que todo le está enorme y que parece un fantoche, pues al final tienes que invertir un poco de dinero en buscarle algunas cositas.

Afortunadamente, Clara ya va cogiendo muy bien su peso y ya puedo empezar a ponerle toda la ropita que mis hermanas me han dejado. Y ahí siguen los misterios, porque con dies semanas que tiene hay ropa de 3-6 meses que le está ya bien y ropa de 3-6 meses que le está gigante. Así que, ahora cada vez que quiero ponerle algo, la pobre me sufre el que la esté vistiendo y desvistiendo, con sus consiguientes llantos, pero es lo que toca.

En el tema zapatos no entro porque aún no he conseguido que ninguno le esté bien, ni siquiera los más pequeñitos de talla 16. De momento, como es verano y hace calorcito, piececitos al aire y listo. Más fresquita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *